Prevención y diagnóstico precoz en tiempos de covid 1

Prevención y diagnóstico precoz en tiempos de covid

Afortunadamente, el cáncer de mama puede ser diagnosticado y tratado con normalidad en el Grupo Policlínica.

Desde la Unidad de radiodiagnóstico del Grupo recuerdan la importancia de las revisiones, en especial, la mamografía.

La mamografía por tomosíntesis permite ver lesiones que no se verían en una mamografía convencional.

No debemos permitir que la crisis del coronavirus nos haga dejar de lado otras enfermedades. Afortunadamente, la crisis sanitaria no nos ha visto obligados a reducir el servicio de radiodiagnóstico, que funciona con total normalidad y con la máxima seguridad para los pacientes. Los trabajadores aplican todos los protocolos de Sanidad y los pacientes que acuden a los centros del Grupo también deben adoptar una serie de medidas, como acudir sin acompañante, con propia mascarilla o ser puntuales.

Doctor José Torres: “El cáncer sigue estando ahí y una mamografía a tiempo puede salvar la vida”

Dr. José Torres

Por eso, desde el Grupo Policlínica queremos recordar que cada mujer siga las recomendaciones de su especialista en cuanto a la edad y periodicidad de esta prueba. Dr. Torres: “A partir de los 40 años de edad la mamografía debe empezar a ser incluida entre las pruebas a realizarse de manera anual o bianual según factores, como antecedentes familiares, historia clínica, etc…”.

El equipo de mamografía del Grupo Policlínica es el único en Ibiza que incluye la mamografía por tomosíntesis o 3D, que aporta gran precisión en la toma de imágenes y ofrece mayor visibilidad de lesiones

El sistema de mamografía por tomosíntesis consiste en una toma de múltiples imágenes de la mama, desde distintos ángulos, que, al recomponerlos por ordenador, nos proporciona una imagen tridimensional de toda la mama en profundidad, incluyendo las zonas que están en mitad del tejido mamario. Con este sistema el radiólogo puede ver lesiones que no se verían en una mamografía convencional porque las ocultaría el tejido anterior y posterior.

Una vez hecho el estudio de tomosíntesis de cada mama en sus diferentes proyecciones, el software de la máquina hace una reconstrucción de todos los cortes de imagen que ha hecho y ofrece una imagen bidimensional, que es equivalente a lo que era la mamografía clásica. “Eso nos permite ver la mamografía tal como la veíamos antes, a la vez que la vemos por tomosíntesis, y nos permite comparar con los estudios de pacientes que tenemos en nuestro archivo, pudiendo hacerles un mejor diagnóstico”, continúa.

El equipo de mamografía 3D también puede hacer biopsias por tomosíntesis de una manera muy ajustada y precisa.

“El aparato detecta más lesiones y, por tanto, se hacen más biopsias, pero más precisas. Estamos hablando que es una biopsia percutánea, con anestesia local, sin apenas riesgo. Al terminar la paciente vuelve a casa con normalidad”, continúa el doctor Torres.

Es el único equipo en Ibiza que realiza mamografías por contraste.

La mamografía por contraste permite ver aquellas zonas de la mama aue captan contraste después de administrarlo por vía intravenosa. “Estas zonas que captan contraste suelen ser las más sospechosas de tener lesión; con lo cual es una gran ventaja contar también con esta técnica”, matiza Torres.

Desde que el Grupo Policlínica adquirió este aparato se han diagnosticado más casos, pero también más precoces, lo que facilita muchísimo los tratamientos.

El mamágrafo del Grupo Policlínica también es más cómodo para las mujeres.

La curvatura de las palas de compresión y distintas formas y tamaños se adaptan mejor a cada cuerpo, lo que hacen que la prueba sea más confortable.

Más información y citas: 971 30 23 54

Leave a reply