La mamografía se adelanta hasta 2 y 4 años a la aparición de un tumor palpable

mamógrafo

El cáncer de mama sigue siendo el más frecuente entre las mujeres en España y el tipo de tumor más diagnosticado en el mundo durante el pasado año. A lo largo de 2020 un total de 6.606 mujeres fallecieron por esta enfermedad y la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) estima que en 2021 se habrán diagnosticado alrededor de 33.375 casos nuevos de cáncer de mama en nuestro país.

El Día Internacional contra el Cáncer de Mama pretende, cada 19 de octubre, poner el foco en la necesidad de no bajar la guardia frente a una patología cuya detección en un estadio temprano resulta determinante para salvar la vida. La doctora Elisa Burgos, especialista en Ginecología y Obstetricia del Grupo Policlínica, explica que “cuando un cáncer se detecta en etapas tardías, como un estadio 3, tenemos una supervivencia a los 5 años de aproximadamente un 25%; sin embargo, cuando diagnosticamos un cáncer en etapa precoz, en un estadio 1, tenemos hasta un 98% de posibilidades de sobrevivir”. 

Otro aspecto a destacar de la detección precoz es que el impacto físico y emocional también es menor, ya que evitamos cirugías muy agresivas y tratamientos complementarios invasivos como la quimioterapia o la radioterapia.

Hoy, desde la Policlínica Nuestra Señora del Rosario, quieren recordar que el chequeo ginecológico es el factor clave de prevención frente al cáncer que “jamás debemos olvidar”, y que en la Policlínica, el chequeo completo incluye: consulta ginecológica, citología, ecografía ginecológica, ecografía de mama,   mamografía y consulta de resultados. Y es que es en la consulta donde los ginecólogos identifican los factores de riesgo e inician, en aquellas pacientes que lo necesitan, un seguimiento más estricto y continuado.

La mamografía es la herramienta más eficaz para detectar el cáncer de mama, ya que hay que tener en cuenta que esta enfermedad, en la mayoría de los casos, no presenta síntomas visibles. Con la mamografía se detectan tumores muy pequeños, que todavía no son palpables. “Con la mamografía nos estamos adelantando hasta 2 y 4 años a la aparición de ese tumor palpable. Esa es la gran ventaja de las mamografías” explica la doctora.

A causa de la pandemia de la COVID-19 los programas de cribado de cáncer se han visto afectados en gran medida, tal como advierte la SEOM en su último informe, por lo que a medida que ha ido desapareciendo el temor al virus los especialistas subrayan que es prioritario volver a centrarse en la prevención, es decir, en recuperar el ritmo de las revisiones ginecológicas. La consulta de ginecología suele ser la primera toma de contacto y a partir de la cual se activan todos los estudios necesarios y análisis conjuntos con cirujanos y radiólogos para abordar un cáncer de mama.

Unidad de Patología Mamaria para tratamientos  más eficaces 

La Unidad de Patología mamaria del centro trabaja precisamente con el objetivo de tratar multidisciplinarmente y de maner rápida y eficaz cualquier patología mamaria (la forman ginecólogos, radiólogos, oncólogos y cirujanos).

Los cirujanos de la Unidad realizan las intervenciones con la determinación del ganglio centinela (primer ganglio linfático que podría haber sido afectado por la masa tumoral). De esta manera evitan la extirpación completa de los ganglios linfáticos de la axila, reduciendo complicaciones posteriores y por lo tanto, mejorando la calidad de vida de la paciente tras la operación.

 

Inversión en tecnología diagnóstica, clave frente el cáncer

Otro aspecto determinante en la prevención y lucha contra el cáncer de mama es la inversión continua en innovación tecnológica sanitaria y sistemas de screening avanzados. El año pasado, la Policlínica Nuestra Señora del Rosario incorporó un mamógrafo 3D de última generación con una mayor sensibilidad y calidad de imagen para detectar patología mamaria.

El equipo ofrece a los radiólogos la posibilidad de hacer un seguimiento en pacientes cuyos casos son más complejos. “la mayor incidencia del cáncer de mama es en mayores de 50 años, pero, cada vez vemos más casos en mujeres de menos de 50 años. Y suelen ser estas pacientes jóvenes las que presentan a veces mamas muy densas, lo que dificulta interpretar la imagen al radiólogo, y esta dificultad supone un mayor factor de riesgo, con la necesidad de hacer un seguimiento más continuo”, explica la doctora.

Gracias a la calidad de imagen que ofrece la mamografía 3D para este tipo de pacientes, ya que aporta más datos, se puede obtener una mayor precisión en el diagnóstico.

Además, junto al aumento considerable de precisión en la detección de los carcinomas de mama este aparato ofrece notables ventajas en términos de comodidad para la paciente durante la exploración. Mediante la tomosíntesis digital el aparato es capaz de detectar lesiones muy pequeñas o en estadios más precoces que una mamografía convencional.

Como últimos consejos, la doctora insiste:  Una de cada 8 mujeres sufrirá cáncer de mama en algún momento de su vida; debemos revisarnos con la frecuencia que nos recomiende nuestro ginecólogo como método de prevención y diagnóstico precoz”.

“En la Policlínica Nuestra Señora del Rosario disponemos de todos los métodos diagnósticos y las herramientas más adecuadas para abordar el cáncer de mama”.  

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp