José María Vera Ripoll (67 años) ha vencido al coronavirus tras pasar 26 días en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario 1

José María Vera Ripoll (67 años) ha vencido al coronavirus tras pasar 26 días en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario

El viernes recibió el alta hospitalaria. “Ahora, prácticamente recuperado, es cuando me doy cuenta del peligro que he corrido”.

Cómo empezó todo?

Los primeros días yo creía que tenía un catarro, algo de fiebre, me faltaba aire en los pulmones… y empecé tomando paracetamol por mi cuenta.

Cuando vi que empeoraba decidí llamar al 061, donde me dijeron que siguiese tomando paracetamol, y así seguí, pero pasaron 2 o 3 días y no me mejoraba, no bajaba de 38 de fiebre, así que decidí ir a Urgencias de la Policlínica. Marta, la enfermera que me atendió me dijo que me iban a hacer una placa y la prueba del coronavirus. Ese día, 28 de marzo, directamente me ingresaron en planta. Esa misma noche empecé a ponerme peor y me llevaron a la UCI, yo no me enteré; solo sé que desperté ahí intubado.

¿Cuánto tiempo estuvo en la UCI? ¿Qué recuerda?

Estuve 26 días en la UCI intubado. Tengo recuerdos vagos, ahora mismo tengo la cabeza hecha un lío, imagino que por la medicación.

¿Ha llegado a temer por su vida?

Ahora, prácticamente recuperado es cuando me doy cuenta del peligro que he corrido. Los médicos me dicen que la evolución ha sido buena y están sorprendidos por mi rápida recuperación. Hace pocos días que salí de la UCI y ahora ya cada día me siento mejor.

Yo de todos modos soy optimista y en el fondo siempre he pensado que tenía que salir de esta.

Estoy muy contento con el trato recibido por todos dentro del hospital, solo tengo elogios para ellos; tanto el personal de la UCI como el de planta, especialmente Sandra; todos han sido muy amables conmigo.

33 días sin ver a su familia…

Si, estoy loco por verlos hoy en cuanto salga. Ayer mi mujer tenía que ir a una consulta en la Policlínica, me llamó y pude verla desde la terraza de la habitación que da a la calle, pero tengo muchas ganas de estar en casa con ella y mis hijos. Imagínate si estoy emocionado que me ha dicho la doctora que vendrá la ambulancia a buscarme para llevarme a casa a las 3 o 3.30 y desde la una ya estoy vestido, listo para irme; muy agradecido y feliz.

 

 

Leave a reply