Disfruta de tu embarazo con estos consejos de verano

A todos nos gusta que llegue el verano: se puede disfrutar de la playa, salir a pasear o a hacer ejercicio al aire libre, comer o cenar con los amigos…. Estando embarazada, el verano también puede ser también una bonita época para disfrutar, pero debemos seguir una serie de consejos para poder aprovecharlo al máximo sin que por ello las temperaturas nos jueguen una mala pasada:

  1. Bebe mucho agua: en el verano, el calor excesivo puede hacer que podamos deshidratarnos, pudiendo sufrir episodios de mareos,hipotensiones… Beber en cantidad adecuada y durante todo el día, evitará que lleguemos a sufrir esta deshidratación, además de evitar las infecciones de orina y ayudar frente al estreñimiento.
  2. Cuidado con el sol:el embarazo es un momento en que la piel es muy sensibleal sol debido al efecto de las hormonas, y pueden aparecer las manchas del embarazo o “cloasma”, que luego será muy difícil de eliminar. Es importante usar una protección solar adecuada, y evitar las exponerte al sol en las horas centrales del día (entre las 12h y las 16h).
  3. Toma frutas y verduras: una alimentación variada ysaludable ayudará a tu embarazo. Aprovecha la época para tomar frutas y verduras de temporada, que harán que se reduzcan las náuseas, y aportarán a tu dieta las vitaminas y minerales necesarios para una alimentación sana y completa.
  4. Ayuda a reducir la retención de líquidos: ya sabemos que, en el embarazo, se favorece la retención de líquidos: nuestros tobillos y piernas de hinchan, nos sentimos más pesadas… Beber de forma adecuada, elevar las piernas cuando estemos sentadas o tumbadas, hacer ejercicio moderado y evitar la ropa y los zapatos ajustados, ayudará a que tu cuerpo elimine el exceso de agua, y tú te sientas mejor.
  5. ¿Insomio? ¡Ya no!:El calor, la incomodidad de la tripita, los movimientos del bebé…todo ello puede hacer que el insomnio aparezca, y nos sintamos más cansadas aún el resto del día. Para ello, es importante intentar irse a dormir a la misma hora siempre para habituar al cuerpo, evitar cenar de forma copiosa, intentar no beber mucho agua en la cena para no tener que levantarnos al baño durante la noche, no realizar actividades “excitantes” (por ejemplo, el deporte), antes de irnos a dormir, y mantener una temperatura adecuada en la habitación… Cuidaos ahora… ¡que ya pasaréis muchas noches sin dormir después con el bebé!
  6. Y sobre todo…¡Disfruta del verano!: El verano puede ser una época muy bonita para disfrutar con tu bebé dentro de la tripita, así que cuídate, relájate, y ¡disfrútalo mucho!

Doctora Marta Recio Rodríguez

Leave a reply