MIOMAS

Me ha diagnosticado de un mioma pero… ¿Qué son los miomas?

Los miomas son aglomerados de músculo, redondeados, bien delimitados, y benignos, que aparecen en el útero como consecuencia de la acción de las hormonas femeninas (estrógenos y progesterona) sobre el músculo uterino normal.

Se desarrollan hasta en el 70% de las mujeres en alguna etapa de su vida, especialmente sobre los 50 años y en mujeres de etnia negra.

miomas

Tipos de miomas y síntomas que producen.

Existen cuatro tipos de miomas, clasificados de acuerdo con su localización en el útero. Sólo el 25% producen sintomatología, el resto son asintomáticos.

Mioma submucoso: son tumores que crecen justo debajo del miometrio, la capa que recubre la pared interior del útero. El mioma submucoso se extiende hacia dentro de la cavidad uterina, pudiendo, cuando es grande, ocupar una buena parte de dicha cavidad o estar dentro totalmente (intracavitarios). Los principales síntomas que producen son sangrados abundantes o fuera del periodo menstrual, o infertilidad/abortos por ocupar espacio donde se implantaría el embrión.

Mioma subseroso: son tumores que crecen justo debajo de la serosa, la capa que recubre la parte externa en el útero. Los miomas subserosos dan al útero una apariencia nodular.

Mioma pediculado: son tumores subserosos que crecen y acaban destacándose del útero, quedando sujetos por un fino cordón, llamado de pedículo. El mioma pediculado puede crecer hacia adentro de la cavidad uterina o hacia fuera del útero. Sólo produce síntomas cuando son grandes, por compresión de estructuras de la pelvis como la vejiga.

Mioma intramural: son tumores que crecen dentro de la pared muscular del útero. En general, son asintomáticos. Cuando son grandes, pueden distorsionar la pared externa como los miomas subserosos y/o la pared interna como los miomas submucosos y reproducir parcialmente su sintomatología.

 

¿Cómo se diagnostican?

Los miomas pueden verse con una ecografía del aparato genital interno femenino. Usamos el Doppler color para ver la cantidad de vasos sanguíneos que los nutren, y así poder valorar su potencial de crecimiento.

En el caso de no poder valorarse bien por ecografía y precisara intervención, puede recurrirse a una Resonancia Magnética o una histeroscopia.

 

¿Requieren controles por el ginecólogo?

En los miomas mayores de 3cm, los recomendable es hacer un seguimiento ecográfico a los 6 meses de su diagnóstico para valorar su crecimiento. Si no crecen o crecen lentamente, el seguimiento puede ser anual, incluso con menor frecuencia llegada la menopausia.

 

¿Cómo se tratan los miomas que producen síntomas?

Los miomas sintomáticos pueden manejarse de diferentes formas:

Los miomas intramurales y submucosos, se manejarían inicialmente con tratamiento médico (tratamientos hormonales, moduladores de los receptores hormonales o no hormonales), y, en el caso de no ser suficiente éste o tener un tamaño muy grande, se podría optar por el tratamiento quirúrgico. Este dependerá de si la paciente desea tener hijos (extirpación del mioma- miomectomía- por vía abdominal o por histeroscopia) o no (extirpación del útero- histerectomía-).

Los miomas submucosos, pueden extirparse mediante morcelación por histeroscopia, una cirugía muy sencilla que ser realiza de forma ambulante y no deja cicatrices visibles, pues utiliza los agujeros naturales.

 

 

En el caso de haber sido diagnosticada de miomas uterinos, o si desea una valoración, el Equipo de Ginecólogos de la Policlínica Nuestra Señora del Rosario estaremos encantados de atender sus necesidades y recomendar las opciones más adecuadas a su problema.

 

Leave a reply