Histeroscopia en consulta, un nuevo servicio

¿Qué es la histeroscopia?

La histeroscopia consiste en la exploración directa del interior del útero a través de una cámara de pequeño calibre. Para la prueba no se realizan incisiones, ya que se siguen los agujeros fisiológicos, pasando desde la vagina a través del cuello del útero y llegando hasta la cavidad.

 

¿Cuándo está indicada la histeroscopia?

La histeroscopia puede estar indicada con 2 fines:

  • La histeroscopia diagnóstica se indica cuando queremos evaluar la cavidad uterina porque sospechamos que pueda ser el causante de sintomatología como infertilidad/esterilidad, o alteraciones menstruales importantes inexplicadas.
  • La histeroscopia quirúrgica, está indicada cuando sabemos que hay una patología intrauterina, como un pólipo, un mioma o malformaciones uterinas. Sólo en casos muy concretos, como en el caso de la miomectomía, se requiere una pequeña dilatación cervical previa, sin que ello suponga peor recuperación posterior.

Visión de un pólipo por histeroscopia:
visión de un pólipo por histeroscopia

 

Técnica de realización de la histeroscopia

La cámara se introduce a través de la vagina hacia el cérvix o cuello del útero, atravesando su orificio y llegando hasta a cavidad uterina. Allí, se inspecciona la forma del interior del útero, los orificios de las trompas uterinas y la capa menstrual (endometrio).

Para poder expandir la cavidad y poder ver dentro (ya que el útero es una cavidad virtual, imagine un globo deshinchado), se va administrando suero fisiológico.

La histeroscopia debe practicarse siempre fuera de la menstruación y evitarse el embarazo en ese ciclo.

Gracias a nuestros equipos de última generación, la imagen de la cavidad uterina es muy buena y de gran ayuda para el diagnóstico, e incluso tratamiento en el mismo acto si precisara. Además, también permite la toma de biopsias dirigidas para el estudio microscópico de la zona más representativa de la mucosa endometrial.

En nuestro Centro puede disponer del informe de la prueba el mismo día de la exploración.

 

Histeroscopia en consulta:

En la actualidad la histeroscopia es una exploración rutinaria dentro de la ginecología.

En pacientes seleccionadas, se puede realizar en consulta de forma ambulatoria sólo usando analgesia, evitando, así, el preoperatorio y la anestesia. Además, la cámara de vídeo permite que paciente y médico, si quieren, puedan ir comentando la prueba a través de un monitor de televisión.

 

Después de la prueba

Después de la histeroscopia, sólo se perciben molestias similares a un dolor menstrual ligero. Se recomienda no usar tampones, y no tener relaciones sexuales o realizar baños de inmersión hasta 2-3 días tras el procedimiento. Por lo demás, la mujer puede volver a su actividad normal una vez terminada la prueba.

 

Información Asistencial

Nuestro equipo de ginecólogos está altamente cualificado para la realización de histeroscopias tanto diagnósticas como quirúrgicas. Su ginecólogo le ofrecerá el tratamiento más adecuado a su problema y responderá todas las dudas que puedan surgir en torno al mismo.

No dude en preguntarnos.

Leave a reply