Hablemos de la tos ferina, por la doctora Marta Recio

INTRODUCCIÓN

La tos ferina es una infección respiratoria aguda causada por la Bordetella pertussis.

Esta bateria sólo vive en la mucosa respiratoria del ser humano, y produce determinadas toxinas que serán las responsables de la sintomatología de la enfermedad.

Es una infección endémica que cada 3-4 años suele presentar brotes, con una alta contagiosidad, y presentandose en cualquier epoca del año.

La trasmisión es solo entre personas, a través de las gotitas expedidas en los accesos de tos. Tiene un periodo de incubación (lo que tarda en producir los sintomas desde que te contagias) de 9-10 días, pero que puede estar entre los 6 y los 20 días.

Según la OMS, a nivel mundial, la tosferina ocupa el 5º lugar como causa de muerte por enfermedad prevenible en menores de 5 años.

Los adolescentes y adultos suelen presentar sintomas leves o moderados, pero son la fuente de infección para los  lactantes, que son muy susceptibles y presentan los cuadros mas graves, sobre todo, los menores de 6 meses que no han finalizado la vacunación y dentro de ellos los menores de 2 meses antes de comenzarla.

Los síntomas comienzan con una fase catarral seguida de una fase con tos en accesos que puede acabar en un estridor o “gallo”, inspiratorio y luego ma fase de convalecencia en la comienzan a disminuir los síntomas de forma progresiva.

En edades tempranas el cuadro puede presentar mayor gravedad causando dificultad en la respiracion e incluso llegando a la cianosis (ponerse “morados”).

Como hemos dicho, puede ser causa de muerte en los lactantes pequeños, sobre todo en los menores de 3 meses, en todo el mundo.

Os dejo el enlace a un video de un bebé con tos ferina:

 

¿Y CÓMO PROTEJO A MI BEBÉ?

La vacuna de la tosferina solo se puede poner a partir de las 6-8 semanas de vida, de forma excepcional; y a los dos meses, según marca el calendario oficial de vacunación.

Así, que la única fórmula de proteger a los recién nacidos es aislar al lactante para que no pueda entrar en contacto con la bacteria o inmunizar a la futura madre durante el embarazo.

VACUNACION A LA EMBARAZADA Y ESTRATEGIA  DEL  NIDO

Se  han  adoptado  diferentes  estrategias  para  la  prevención  de  la  tosferina.

Una de las más importantes es  la  vacunación  de  la  mujer  embarazada en el tercer trimestre. Esta  medida  proporciona  una  doble  protección:

–  Por  una  parte,  confiere  anticuerpos protectores  al  niño, que le pasana a través de la placenta,  hasta  el  momento  en  que  puede  recibir  la  primera  dosis  de  vacuna frente  a  tosferina.

–  Por  otra parte, evita  la  enfermedad  en  la madre, y que se lo trasmita al bebé.

Esta vacuna ha demostrado seguridad tanto para la madre como para el feto, según multiples estudios.

Además, como el mayor porcentaje de  contagio  en  los  lactantes  se produce  en  el  ambiente  doméstico, la estrategia completa de protección incluye  tambien la vacunación  del  padre  y  otros convivientes/cuidadores  (hermanos,  abuelos)  del  bebé al menos dos  semanas  antes  de  la  fecha prevista  de  parto para  poder  desarrollar  una  respuesta  vacunal  protectora  antes  del nacimiento  del  bebé  susceptible.  Esta es conocida como la “estrategia del nido”.

Os animo a todos a preguntarme las dudas que tengais, y por supuesto, a vacunaros de nuevo de la tosferina. La inmunidad de grupo también es importante

Yo, como profesional sanitario implicado en los cuidados neonatales también lo hago.

¡Únete!

¡Juntos, ayudaremos a disminuir la tosferina!

Leave a reply