19 de octubre, día mundial contra el cáncer de mama. La autoexploración mamaria

La mama es un órgano muy importante para la mujer, tanto a nivel funcional, como a nivel estético y de autovaloración.

 

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres de países desarrollados, afectando a una de cada 8, pero afortunadamente podemos decir que el pronóstico va mejorando, gracias a la detección precoz.

 

La autoexploración mamaria no es una herramienta de diagnóstico, pero sí que nos va a ayudar a detectar alteraciones en la mama que indicarán que debemos consultar a un especialista.

 

Desde la Unidad de Patología Mamaria de Policlínica Nuestra Señora del Rosario recomendamos la autoexploración mamaria, pero es el médico y las pruebas diagnósticas, como la mamografía o la ecografía, quien nos va dar el diagnóstico definitivo.

exploración mamaria

Los objetivos de la autoexploración mamaria son detectar, por un lado, alteraciones superficiales en la mama (piel y areola-pezón), y por otro lado, alteraciones profundas (nódulos).

 

¿Cuándo y cómo?

Es conveniente comenzar la autoexploración tras la primera regla, conocer nuestra mama y lo que es normal o no en ella.

En cuanto a la frecuencia, en edad fértil, cada 3-6 meses. Y con la menopausia, cada 1-3 meses. Está bien coger una rutina, por ejemplo, en el momento de la ducha.

 

Técnica.

Inspección: De pie, frente a un espejo, con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera. (Repetiremos este proceso de pie con los brazos levantados, y finalmente tumbadas). Si en esta inspección detectamos algunas de las siguientes alteraciones debemos ir al especialista:  alteraciones del pezón (invertido, retraído, lesiones….), secreción por el pezón, o en la piel (enrojecimiento, aumento de calor, piel de naranja, o retracciones).

Palpación, tumbada: es conveniente palparse con las manos invertidas, es decir, la mama derecha con la mano izquierda y viceversa. Se realizan movimientos circulares, con la yema de los dedos, manteniéndolos rectos y juntos.

 

Ante la palpación de un nódulo recomendamos visitar al médico especialista.

Es importante transmitir que la mayoría de los bultos son benignos, con lo cual, hay que mantener la calma, porque existe un porcentaje alto de posibilidades de que no sea maligno.

 

La Unidad de patología mamaria de Policlínica Nuestra Señora del Rosario está formada por un equipo de profesionales pertenecientes a diversas especialidades médicas, principalmente Cirugía, Ginecología, Radiología, Anatomía patológica, Oncología, junto a otros como Medicina Nuclear o Cirugía Plástica.

 

 

Ante un diagnóstico de cáncer de mama:

El equipo de profesionales se pone a trabajar, y decide las pruebas a realizar (de manera rápida, sin esperas). Después se realizará una valoración y se asignará el tratamiento más adecuado.

Muchas veces no es necesario quitar toda la mama afectada, pero en caso de que sí lo sea, Policlínica cuenta con un equipo de Cirugía Plástica que valorará la posibilidad de reconstrucción inmediata de la mama en el mismo acto quirúrgico.  De esta forma la paciente no precisará someterse a más procedimientos quirúrgicos de los necesarios, mejorando su satisfacción personal.

 

Leave a reply